Ahorro y Eficiencia Energética, Economy

Ahora la eficiencia energética está disponible sin inversión inicial

ESPAÑA | 18.03.2011 | 17:54CONTAMINACIÓN

Proyectos domésticos, una herramienta esencial para la reducción de emisiones

Madrid, 17 mar (EFE).- El reto de reducir las emisiones de gases de efecto invernadero a la atmósfera es uno de los más ambiciosos a los que se enfrenta la sociedad occidental durante la próxima mitad de siglo, y los proyectos de ámbito nacional se constituyen como una herramienta esencial para alcanzar ese objetivo.

El Roadmap 2050, la hoja de ruta elaborada por la UE para la reducción de emisiones, obliga a disminuir la cantidad de CO2 en un 80% de aquí a ese año, algo que según del Subdirector de Mitigación de la Oficina de Cambio Climático, Eduardo González, permitirá aumentar la eficiencia energética y la generación de empleo.

Los proyectos domésticos, que no son sino el desarrollo de una serie de mecanismos impulsados por cada país para reducir las emisiones de gases de efecto invernadero en su propio entorno, ayudarán, según González, a que la Unión Europea pueda progresar hacia una economía más sostenible.

González resalta que los obstáculos más importantes para implantar y desarrollar los proyectos domésticos son las relacionadas con la financiación y con los aspectos organizativos del sector energético.

Por este motivo, aboga por investigar primero en aquellos proyectos que sean más rentables a corto plazo, a la vez que anima a adoptar acciones en materia forestal, como es el caso de los sumideros de CO2.

El socio de Cambio Climático y Sostenibilidad de la consultora KPMG, José Luis Blasco, destaca que los proyectos domésticos pueden tener un papel destacado en la recuperación económica de algunos sectores, como es el caso de la rehabilitación de edificios.

Asimismo, señala hasta ocho sectores donde estos proyectos pueden tener una gran importancia, entre ellos el de la transformación de la energía residencial, comercial e institucional, el sector de los residuos, el del transporte o el de la agricultura.

Para Blasco, es necesario reconocer y felicitar al Gobierno por la “audacia y afán” de experimentar cómo funcionan los proyectos domésticos aplicando un modelo de financiación conjunta que también han adoptado países como Alemania o Francia.

Según el socio de Cambio Climático y Sostenibilidad de KPMG, la mejor recomendación en cuanto a proyectos domésticos es experimentar fórmulas de financiación conjuntas entre el sector público y el privado.

En su opinión, estos proyectos deben tener un “impacto real” sobre el Inventario de Gases de Efecto Invernadero, ya que si no es así esta será sólo una “medida “publicitaria”.

Otro de los retos es actuar sobre los sectores llamados “difusos”, como el transporte, la construcción o la agricultura, es decir, aquellos que no pertenecen al Sistema Europeo de Comercio de Emisiones (ETS), basados en los principios del Protocolo de Kioto.

Los sectores ETS ya tienen sus obligaciones de reducción de emisiones, pero no así estos sectores difusos. No obstante el socio de la consultora Garrigues Medio Ambiente, Antonio Baena, asegura que existe un margen real de actuación en estos últimos sectores, que son los que más se han visto afectados por la crisis económica.

 

Estándar

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s